¿Cómo estimulamos nuestro tercer ojo?

709 0
tercer-ojo

El tercer ojo se corresponde con el sexto Chakra conocido como Ajna. Para poder tener una vida equilibrada, se dice que tenemos que abrir o estimular todos los chakras de nuestro cuerpo. En esta ocasión analizaremos el tercer ojo y cómo podemos estimularlo para que podamos abrirnos a su poder.

El poder del tercer ojo

La estimulación del tercer ojo implica poder desarrollar una intuición o percepción superior a la que podemos tener normalmente. A su vez, podemos mencionar que está relacionado con la glándula pineal y que es el que nos permite alcanzar un estado de iluminación elevado. El tercer ojo está directamente vinculado con el poder del sexto chakra Ajna.

Es importante tener abierto nuestro tercer ojo o chakra Ajna, ya que es el que nos permite “ver la verdad”. Justamente nuestra intuición nos tiene que permitir alcanzar el conocimiento verdadero de lo que no podemos comprender o de lo que no podemos ver con claridad.

La manifestación del desequilibrio

¿Cómo identificamos cuando nuestro tercer ojo está desequilibrado? Es fácil, si sentimos que estamos con exceso de pensamiento esa sería la primer señal. Muchas veces no dormimos bien o tenemos pesadillas que nos generan estrés en el transcurso de la noche.

Por otro lado, podemos sentirnos perdidos, o contradictorios con respecto a qué hacer. Por lo general las personas que tienen este chakra cerrado, son aquellas que racionalizan o necesitan racionalizar cada cosa que sucede. Esto genera mucha frustración ya que los sentimientos surgen y muchas veces es difícil definirlos.

¿Cómo equilibrar nuestro tercer ojo?

tercer-ojo

Para poder estimular nuestra percepción primero necesitamos equilibrarla. Los mejores ejercicios para estimular nuestro tercer ojo, son todos aquellos que nos ayuden a no pensar.

Muchas veces el pensamiento es engañoso y lo único que nos genera son patrones o nos remite a momentos del pasado. En otras ocasiones nos hace proyectar momentos futuros sean a corto o largo plazo. A todos les debe haber pasado que tuvieron una suposición y en consecuencia su mente armó una escena que les generó emociones negativas. Seguramente, cuando fueron a la realidad de los hechos, nada tenía que ver con lo que habían pensado. Este es un claro ejemplo de porqué tenemos que aprender a controlar nuestra mente.

Recomendamos para estimular el tercer ojo la meditación, el reiki y el yoga. Todas actividades que nos conectan con la respiración. La meditación nos genera una postura corporal que implica mantener los ojos cerrados en una postura equilibrada. Necesitamos sentarnos derechos alineando la espina dorsal. De esta forma la energía fluye libremente entre nuestro cuerpo y mente. En este proceso, debemos aprender a dejar ir nuestros pensamientos.

Existen muchos mantras que pueden acompañar nuestra meditación que son especiales para equilibrar o abrir nuestro tercer ojo. De todas formas es importante tener en cuenta que la meditación no es fácil y que llevará tiempo pero créanme que una vez alcanzado el estado de paz interior, ayudará mucho a sentirnos plenos y a conectarnos con la energía superior.

Conclusión

Para finalizar, podemos decir que el tercer ojo es el que nos permite confiar en nuestra intuición con el fin de alcanzar la iluminación. En la india, las personas marcan su tercer ojo con polvo de sándalo u otros elementos de carácter natural. Esto es llamada tilak. Esta parte de nuestro cuerpo es muy importante, así que si están en proceso de estimulación del mismo y sienten un calor interior en esa parte de su cabeza, no sientan miedo, significa que la energía está fluyendo dentro de ustedes. ¡Namasté!

Fuente imagen

No hay comentarios on "¿Cómo estimulamos nuestro tercer ojo?"

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *